Solicite una cita personalizada con nuestros Especialistas

Diligencie el siguiente formulario y agendaremos una cita personalizada para usted.

Gracias por comunicarse con nosotros ! su mensaje ha sido enviado satisfactoriamente.
[SMTP] Error! Internal server error!
Favor diligenciar los campos obligatorios (*)
Ingrese aquí su nombre!
Ingrese aquí su email!
Ingrese aquí su número celular!
Ingrese aquí su número celular!

Higiene bucal y uso del flúor

El flúor inhibe la desmineralización, fomenta la remineralización y aumenta la dureza del esmalte de los dientes, haciéndolo menos solubles a los ácidos. Una cantidad apropiada de flúor ayuda a prevenir y controlar las caries. El flúor se puede suministrar en manera sistemática mediante el agua de consumo público fluorada, otras bebidas con flúor o suplementos. Asimismo, se puede aportar de manera tópica, directamente en la superficie de los dientes mediante pasta de dientes, enjuagues bucales, geles y esmaltes.

En algunos países la sal, la leche u otras bebidas tienen flúor añadido y disponen también de suplementos de fluor en forma de comprimidos o líquida. Se debe tener en cuenta el nivel de flúor en el agua potable y en la comida cuando se evalúa la necesidad de tomar suplementos de flúor. Esto es especialmente importante en los niños menores de 6 años cuyos dientes aún se están desarrollando. Un exceso de consumo de flúor puede llegar a causar manchas en los dientes, lo que se conoce como "fluorosis".

El cepillado utilizando una pasta de dientes con flúor parece ser el factor más importante en el descenso de caries observado en muchos países. El cepillado y el uso de hilo dental ayudan de forma concomitante a la aplicación de flúor para eliminar bacterias de la boca y reducir el riesgo de caries y de enfermedades periodontales.
La aplicación regular de esmaltes fluorados que realizan los dentistas es una medida de prevención de formación de caries establecida en muchos países. Esta práctica es especialmente recomendada en niños con un alto riesgo de caries.

Las revisiones dentales regulares pueden ayudar a detectar y controlar problemas potenciales. Controlar y eliminar regularmente la placa puede ayudar a disminuir la incidencia de caries. Si hay poca placa, la cantidad de ácidos formados será insignificante y no se producirá la caries.

¿Te gusto nuestro contenido?

Brindanos tus comentarios

Productos relacionados

En la Clínica Colombiana de Implantes dentales cuidamos tu sonrisa

Tenemos la experiencia y el talento a su servicio

TRANSLATE SITE

  Acceso SIEV®